Tarde movida en el Bernabéu

Esta tarde era la clave para entradas y salidas en el Real Madrid, el trabajo en las oficinas del club con directores deportivos, trabajadores y reuniones ha sido una constante en el templo madridista. En la mesa tres y hasta cuatro posibles movimientos para negociar con la idea de que se solventara hoy y no mañana con el tiempo pisando los talones de los negociadores.

El primero y básico era cerrar de una vez por todas el caso Bale y tenerlo firmado y oficializado esta misma tarde. Cuentas desde distintos medios que desde el pasado lunes estaba cerrado pero hasta hoy no se oficializa porqué todavía quedaba aclarar la forma de pago de los blancos. Bale se convierte así en el fichaje más caro en la historia del fútbol con sus 91 millones de euros, el jugador se ha mostrado feliz en sus primeras declaraciones “Puedo decir honestamente que es mi sueño hecho realidad”.

El segundo de los casos era deshacerse de una vez por todas de una de las pesadillas de los dirigentes blancos, Kaká. El brasileño se había enquistado en el banquillo de suplentes, no ha sido en estos años ni la sombra de lo que un día fue y ante todo no ha conseguido rentabilizar ningundo de los más de sesenta y cinco millones de euros que se pagó por él. Galliani y Florentino Pérez  se han reunido en un restaurante en el interior del coliseo blanco, allí llegaron al acuerdo.

Y ese acuerdo consiste en que el Milán no pagará un euro por el traspaso, pero sí tendrá que hacerlo por objetivos, ganar título, entrar en Champions…. Ahora con todo cerrado entre clubes es el momento en que los rossoneros se pongan de acuerdo con el jugador pero parece que no será difícil que el brasileño se baje el salario porqué quiere salir del club.

Y el último de los asuntos es la salida de Özil antes del cierre de los mercados, el alemán se ha entreabierto la puerta para poder salir ya, PSG y Arsenal pueden ser el destino del jugador, pero eso es una historia que se tendrá que resolver mañana.

Deja un comentario