romper una relacion

Cómo romper una relación de muchos años sin sufrir demasiado

Cuando no encuentras ninguna razón para seguir con tu pareja es el momento de poner punto y final
a la relación. Después de tantos años de relación te das cuenta de que ya no estás enamorado y que
no tiene sentido seguir con una persona a la que no amas. Romper una relación de muchos años
no es fácil. Lo último que quieres es hacerle daño a esa persona con la que has compartido tantos
buenos momentos y a la que le tienes tanto cariño. Sin embargo, hemos de decirte que es imposible
no sufrir después de una ruptura pero sí puedes hacerlo lo menos posible. A continuación algunos
consejos para poner fin una relación de muchos años sin sufrir demasiado.

Piensa bien si es realmente lo que quieres

Antes que nada has de estar completamente seguro de que no es solo un bache más en vuestra
relación. ¿Estás 100% convencido de que quieres hacerlo? Has de tener en cuenta que no hay
marcha atrás así que antes de precipitarte valora y reflexiona muy bien tus razones para romper.

Mide tus palabras
Una de las cosas más importantes en el momento de terminar con tu pareja es dejar las cosas
claras. A veces queremos decir una cosa y nos entienden otra completamente diferente. No le des
falsas ilusiones, si para ti es una ruptura definitiva, no le hagas creer que se trata solo de un tiempo.
Es importante que te pongas en el lugar del otro y que midas muy bien tus palabras para no hacer
más daño del necesario.

Prepárate para alguna discusión
Cuando una relación no está bien es inevitable que en la ruptura haya alguna discusión, por lo que
tienes que estar preparado para ella. Mantén siempre la calma y la serenidad defendiendo con
calma tus ideas, diciéndole qué quieres y qué no y, sobre todo, trata de no sacar demasiados trapos
sucios. Estos solo fomentarán los sentimientos negativos y obtendrás justo lo que no querías: una
ruptura llena de gritos, reproches y rabia.

Exprésate con calma y sinceridad
Olvídate de las frases prefabricadas del “no eres tú, soy yo”. La persona con la que llevas tantos
años se merece una explicación mejor, se merece la verdad. Habla desde el corazón, dile lo que
sientes aunque sea que ya no estás enamorado o que te has enamorado de otra persona. Al final,
preferirá que hayas sido sincero.

Elige el lugar y el momento adecuado

Romper con tu pareja no es algo que puedas hacer en un lugar público. Necesitas privacidad,
tranquilidad y el tiempo suficiente para expresarte. No elijas un lugar en el que podáis ser
interrumpidos, lo que has de decir es serio.

Respeta tu decisión

Lo más complicado no es decirle a tu pareja que lo vuestro se ha acabado, es seguir con tu vida
después de ello. Con el paso de los días sentirás una necesidad de hablarle para saber cómo
está pero esto es un error. Si no quieres hacerle más daño, ni hacértelo a ti, lo mejor es que respetes
tu decisión y la distancia entre vosotros. Esto no significa que pasado un tiempo podáis intentar ser
amigos o por lo menos tener una relación cordial.

Deja un comentario