La monotonía de una relación aburrida

La vida laboral, los hijos, el día a día nos hace olvidar que tenemos una pareja sexual, la misma por la que en su día nos sentimos atraídos. Pero el tiempo lo suele estropear todo y en materia sexual también ocurre lo mismo. A veces pasa que aun cuando no hemos perdido el placer del sexo lo postergamos, lo ­dejamos para el fin de semana pero resulta que llega el fin de semana y estamos cansados porque tuvimos que ir al parque con los niños y caminar por toda la ciudad muchas veces sin saber exactamente para qué.
­

El caso es que nos hemos dado cuenta de que nuestra caída ha sido en picada, lenta pero hacia abajo y no sabemos qué hacer. Nuestra pareja nos mira como si estuviera también en el limbo o a punto de caer por un precipicio y nosotros ya no sabemos si tenderle una cuerda para salvarla o dejar que se hunda y buscarnos otra mujer.

Sin embargo debemos tener en cuenta que si lo que deseamos es recuperar nuestra vida sexual, debe quedar claro que queremos hacerlo. Si bien en términos de sexo nada volverá a ser lo mismo, porque el tiempo es el tiempo, al menos intentarlo será un punto a nuestro favor que quizá más de una buena sorpresa nos podrá traer.

relacion de pareja aburrida

Por ello lo mejor será que si somos de esas parejas que no tenemos tiempo busquemos un día y una hora en concreto. Sí. Cuesta admitirlo pero será así. Y si tenemos hijos saber que llegado el sábado a las 20:00 horas se haya declarado la tercera guerra mundial o se salga el mar y las autoridades digan que se debe evacuar la ciudad, los niños tendrán que ir a la cama y nosotros a la nuestra claro está aun cuando el mar nos cubra por completo.

Llegados a este punto y en vista de que ya nos hemos puesto de acuerdo decir que lo importante será acondicionar la habitación, encontrar algo que huela bien como una vela aromática a lo que sumaremos un perfume de nuestro agrado. Poner las luces tenues y encontrar alguna prenda apropiada para esa ocasión tanto tiempo postergada. Recrear el momento para el sexo, acompañarlo con algo de música, tal vez una canción que nos gustaba antes y proceder a tener un encuentro sexual lleno de pasión sin la presión del tiempo o de los hijos, centrarse única y exclusivamente en el instante único de nuestras vidas. Es importante la prenda que elijamos tanto en el caso del hombre como en el caso de la mujer, el acto sexual de esa noche deberá ser lo más parecido a las primeras veces que tuvimos una relación. Veréis que en poco tiempo si os animáis a recrear vuestro mundo sexual, si os animáis a hacer de esos momentos algo que sea especial que será más llevadero todo y que aun cuando los primeros flechazos del amor quedaron atrás junto con cupido, habrá un momento para pensar en que la vida también es de los dos